sábado, 31 de marzo de 2012

Hay algo más

Medita!
Muévete!
Sal de tus creencias limitantes.
Hay algo más allá del muro...

Vejez...


Cuando yo llegue a vieja
-si es que llego-
y me mire al espejo
y me cuente las arrugas
como una delicada orografía
de distendida piel.
Cuando pueda contar las marcas
que han dejado las risas,
 las lágrimas,
las alegrías 
y las preocupaciones,
y ya mi cuerpo responda despacio
a mis deseos,
cuando vea mi vida envuelta
en venas azules,
en profundas ojeras,
y suelte blanca mi cabellera
para dormirme temprano
-como corresponde-
cuando vengan mis nietos
a sentarse sobre mis rodillas
enmohecidas por el paso de muchos inviernos,
sé que todavía mi corazón
estará amando y tictaqueando fuerte
y las dudas y los anchos horizontes
también saludarán
mis mañanas.

Amanece


Amanece que no es poco...

viernes, 30 de marzo de 2012

Dead can dance

El silencio...


‎"La enseñanza esencial de este linaje de Papaji y Ramana es la del Silencio. El Silencio que está antes de cualquier historia, durante cualquier historia y después de que todas las historias se han acabado. Esa consciencia silenciosa es tu naturaleza. Está siempre presente. Está siempre completa en si misma. Es, por su propia naturaleza, consciente, libre y despierta.
Como ser humano tienes la capacidad de reflejarte en aquello que es la fuente de tu atención, aquello que da a tu atención su capacidad de atender.
Esa fuente es el cielo infinito de la espaciosa consciencia silenciosa.
En cualquier momento de tu vida, tienes todo el permiso de simplemente estar silencioso, de simplemente estar en calma... de parar." 
Gangaji

La sabiduría es...


Es cierto: la inconsciencia avanza, la pedantería aumenta y la necedad se hace ama del local. Basta con poner la televisión o la radio, escuchar a nuestros políticos u hojear las revistas para darnos cuenta de la incultura que se respira en el ambiente. ¿La culpa? ¿El mundo, el sistema, el individuo, el diablo disfrazado de normalidad...? ¿quién sabe? ¿la alternativa? ¿sabiduría...?

Sin embargo, las letras gordas del diccionario no nos aclaran mucho acerca de esta alternativa. ¿Será la sabiduría mera prudencia como nos insinúa, o será el conocimiento profundo en ciencias, letras o artes?
Me temo que sea lo que sea la sabiduría no se dejará reducir por una definición, sea un arte de vivir o el conocimiento de las esencias de las cosas. Lo que parece que no es, según la tradición, es la erudición pues no se trata tanto de tener (información sobre los objetos) sino de ser. Nuevas formas de ser que implican necesariamente procesos y transformaciones.
Lo que viene a continuación no es una descripción de lo que sea la sabiduría sino unas frases símbolos para abrirse a una posible intuición, tal vez una forma simple de recordar lo olvidado.

• Desdramatizar la vida
• Cultivar el buen humor
• No aferrarse a nada
• Confiar profundamente
• Establecer la escucha compasiva
• Vivir desde la acción desinteresada
• Pisar levemente el planeta
• Buscar la simplicidad
• Ver lo pequeño en lo grande y lo grande en lo pequeño
• Sentir que lo pequeño es hermoso
• Sacar fuerzas del Misterio que todo lo inunda
• Ser únicos en el propio modelo
• Aprender del silencio
• Reconfortarse en la soledad
• Aprender a morir día a día
• Ser generoso por rebosamiento
• Vivir el caos creativamente
• Vivir el orden pacíficamente
• Cultivar la sensibilidad
• Captar lo impermanente
• Danzar con la vida
• Vivir el momento
• Desenmascar al poderoso
• Desmitificar los prejuicios
• Afirmar la coherencia
• Defender la vida
• Reconocer los errores
• Aceptar la incompletitud
• Embellecerse con lo efímero
• Dar valor a lo potencial
• Desarrollar el arte de callar
• Desmontar los juicios
• Volverse invisible
• Dejar caer las medallas
• Perdonar lo imperdonable
• Luchar en las batallas perdidas
• Amar en silencio
• Enterrar las culpas
• Regar la curiosidad
• Perderse en la pasión
• Encontrarse en la ecuanimidad
• Leer la vida entre líneas
• Aprender del instinto
• Dudar de la memoria
• Celebrar las mañanas
• Quitarle peso al dolor
• Quitarle alas al placer
• Ponerse manos a la obra
• Percibir lo eterno en el instante
• Honrar tu linaje
• Sonreír internamente
• Desconfiar de los discursos
• Plantar árboles
• Aprender del destino
• Torear el carácter
• Cantar junto al alma
• Mantenerse siempre con preguntas
• Utilizar los ritos como purificación
• Encontrar la fuerza en la inseguridad
• No especular con el futuro
• No atrincherarse en el pasado
• Escuchar las razones del cuerpo
• Atender a los mensajes de los sueños
• Encontrar la palabra justa
• Caminar por momentos descalzo
• Ser optimista en los malos tiempos
• Ir ligeros de equipaje
• Echar raíces en ningún lugar
• Vivir cada relación como una oportunidad que nos regala el universo
• Ser nadie
• Serlo todo
• Zarandear lo establecido por costumbre
• Tener como norma la relatividad del mundo y sus procesos
• Aprender a sostenerse uno mismo
• Aceptar el vacío
• Lidiar con lo complejo
• Ir en busca de lo sencillo
• No dañar
• Mejorar sensiblemente lo que has encontrado
• Moverse con la reciprocidad
• Convertir el perfeccionismo en impecabilidad
• Hablarle a las plantas
• Captar las sincronicidades
• Mirarse a los ojos
• Sentarse quedamente
• Subir cumbres
• Vivir la poesía
• Internarse en el bosque
• Vadear los ríos
• Hacer el amor entre risas
• Hacerse amigo de los niños
• Atreverse a perder el tiempo
• Extasiarse con la libertad de los pájaros
• Creer en el sentido de la evolución
• Cuestionar los falsos maestros
• Hablar con los locos
• Respetar a los ancianos
• Reírse de sí mismo…
Todo esto y mucho más, todo y a la vez nada...
Por Julián Peragón

jueves, 29 de marzo de 2012

El riesgo...


Parece que hay una epidemia de miedo en el mundo... Otra oleada más de acojone y mediocridad. Es como si las autoridades nos recomienden que nos aprovisionemos de prejuicios y estereotipos en conserva,  de esos que duran generaciones, que cerremos bien las mentes, ventanas y fronteras, y sobre todo que no veamos más allá de nuestras narices.
El origen de tal cosa, es una pésima alimentación del espíritu, provocado por la mutación del gen católico, responsable de una inclinación natural a creer en el sacrificio y el dolor individual como paso previo a una felicidad que nunca llega.  Al mismo tiempo, y aunque parezca paradójico, ese gen es también el principal causante del cáncer de conciencia y de culpa, dos de las peores plagas que en los últimos siglos han diezmado la capacidad de felicidad en este mundo.
  Los primeros síntomas suelen presentarse con grandes accesos de egoísmo. "Bastante tengo con lo mío" y "Aquí que cada palo aguante su vela" son verdades habituales en este tipo de enfermos, que no hacen más que poner en evidencia su tristeza y contradicción.  A partir de ahi la enfermedad degenera en una incapacidad total de empatía, ataques de sensibilidad, estrechez mental y una aversión a lo desconocido cada vez mas fuerte.  Los pacientes en avanzado estado de intoxicación pretenderán hacernos creer que todos los inmigrantes son pillos, chulos, y maleantes que vienen a robarnos nuestra casa, violar a nuestras mujeres y llevarse el pan de nuestros hijos.
Inmediatamente después en la mayoría de casos se podrán apreciar los primeros síntomas de posturas xenófobas, e intolerantes disfrazadas de proteccionistas, acompañadas, eso si, de aportaciones de dinero a ONGs y apadrinamientos pasivos de niños pobres, unida a la exaltación de una propiedad cada vez más privada, mía, mía y de nadie más que mía.
Por que no nos atrevemos a relativizar nuestros problemas, rompiendo el círculo ciego entre nuestros miedos y nuestros prejuicios?  Salir a la calle conscientes de que la virtud está en el punto medio e intentar mezclarse física e intelectualmente con el otro, venga de donde venga, tenga el color de piel que tenga, que igual y se le ocurre tener la sangre del mismo color que el nuestro.  Pensar que, como dijo el poeta, en lo puro no hay futuro, y dejarse de tonterías para acoger con los brazos abiertos a todo el que venga con buena voluntad y sin ganas de joder a nadie.
Algunos dirán que es un mal necesario propio de ciudades que se hacen mayores como Nueva York, que fue lo que fue, e hizo lo que hizo en el siglo XX gracias a las oleadas de sangre fresca, durante los dos siglos anteriores.  Otros creen que atenta con la identidad nacional, o lo que coño signifique eso.
Pero lo cierto es que hoy he salido a pasear por el centro de Madrid y ha sido como si estuviese caminando por cualquier ciudad latina.
Y si, me he sentido como en casa.
R. Mejide

Cambiar el mundo


El silencio habla


En los momentos en los que estas en silencio y paz, la Vida habla a través de ti. 
A veces llega como simple alegría. O como amor. Permanece atento a ella; escucha tu corazón. 
Es el corazón de la Vida Misma. Solo hay un Ser. 
El que nos habla desde lo más profundo de nosotros mismos 
es nuestro verdadero Ser.

miércoles, 28 de marzo de 2012

¿Que es un santo?

"Un santo es alguien que ha alcanzado una remota posibilidad humana. Es imposible decir cuál es esa posibilidad. Creo que tiene algo que ver con la energía del amor.El contacto con esta energía resulta en el ejercicio de una especie de equilibrio en el caos de la existencia. Un santo no disuelve el caos; si lo hiciera, el mundo habría cambiado hace mucho tiempo. No creo que un santo disuelva el caos ni siquiera para él mismo, porque hay algo arrogante y guerrero en la noción de un hombre poniendo en orden al universo. Es una especie de equilibrio que es su gloria. Él monta sobre los obstáculos como un esquiador de altura. Su ruta es la caricia de la montaña. Su sendero es un dibujo de la nieve en un momento de su acuerdo particular con el viento y la roca. Algo en él ama tanto al mundo que se da a sí mismo a las leyes de la gravedad y el azar. Lejos de volar con los ángeles, él sondea con la fidelidad de la aguja de un sismógrafo el estado del sólido paisaje sangriento. Su hogar es peligroso y finito, pero se siente en casa en el mundo. Puede amar la forma de los seres humanos, las finas y retorcidas formas del corazón. Es bueno tener entre nosotros a esos hombres, esos equilibrantes monstruos del amor."
Leonard Cohen

Gratitud


La auténtica gratitud nunca puede encontrar palabras para expresarse a sí misma.
La gratitud que encuentra palabras para expresarse es solo una formalidad –porque todo aquello que es sentido con el corazón, inmediatamente va más allá de las palabras, de los conceptos, del lenguaje. Puedes vivirlo, puede brillar en tus ojos, puede emanar como una fragancia por todo tu ser. Puede ser la música de tu silencio, pero no puedes expresarlo. En el momento en que lo pronuncies, algo esencial muere inmediatamente,

Las palabras solamente pueden transportar cadáveres, no experiencias vivas.

La gratitud no tiene un objetivo externo ni tampoco interno. La gratitud es casi como la fragancia que desprende una flor. Es una experiencia que no está dirigida a nadie.
Cuando llegas hasta el mismo origen de tu ser donde te sientes completamente como en primavera y las flores llueven sobre ti, de pronto sientes una gratitud que no está dirigida a nadie, exactamente como una fragancia que sale de ti, justo como el incienso desprendido nubes de humo y fragancia hacia un cielo desconocido y desapareciendo después.

Para mí, la gratitud es la mayor experiencia que puedes tener –no hacia Dios, no hacia nadie en particular…, simple gratitud hacia toda esta existencia. Estos pájaros, estos bellos árboles, toda esta existencia es tan hermosa que no sentir gratitud hacia ella es permanecer ciego, ignorante, inconsciente.

Este universo es tu hogar. Procedes de este universo y regresas de vuelta a él. La plegaria carece de sentido. Únicamente la gratitud…, ni siquiera tienes que emplear la palabra, simplemente el sentimiento de gratitud.
Pero el sentimiento de gratitud solamente surgirá cuando hayas experimentado los misterios, el esplendor, el jardín completo de flores que te es dado. Y tú no lo has pedido; de ningún modo lo mereces, no te lo has ganado. Es un puro regalo de la abundancia de la existencia en sí.

La existencia es abundante, tan cargada de explendor que quieres compartirlo.

No puedes compartirlo a menos que estés centrado en tu ser. Solamente puedes compartir sus secretos con un Buda. Y tú tienes todas las oportunidades para llegar a ser un Buda.

martes, 27 de marzo de 2012

Mejorar la relación consigo mismo...

“Un hombre está preparando una sopa. Para probarla, llena el cucharón, bebe un sorbo y se da cuenta de que está sosa y le falta sal.
Manteniendo el cucharón lleno en una mano, añade sal dentro de la sopera y vuelve a gustar la sopa que tiene en el cucharón. Como de nuevo la encuentra escasa de sal, derrama más sal en la sopera y vuelve a probar la sopa del cucharón: ningún cambio. Entonces, abandona la idea de echar más sal a la sopa”
¿Qué enseñanzas podemos extraer de esta historia?
El cucharón es la parte de nosotros mismos que deberíamos de mejorar. Decimos: “No soy feliz”, pero en lugar de mejorar la relación con nosotros mismos buscamos mejorar las circunstancias exteriores.
Ext. del libro Cabaret místico
Alejandro Jodorowsky

lunes, 26 de marzo de 2012

Felicidad

Le preguntaron a Lao Tse: “¿Que necesita usted para ser feliz?” Respondió: “No necesito nada: mi mayor felicidad es estar vivo”.

Poderoso presente

Aunque la reflexión psicológica pueda ciertamente ayudarnos a avanzar, llega un momento en que hasta el más leve deseo de cambio o mejora puede obstaculizar la entrega y relajación profunda necesarias para pasar del reino de la personalidad al reino del ser, un paso que sólo puede descubrirse en y a través de la inmediatez del instante presente más allá de todo esfuerzo y toda conceptualización.
Jhon Welwodd

De agua somos...

Del agua brotó la vida. Los ríos son la sangre que nutre la tierra, y están hechas de agua las células que nos piensan, las lágrimas que nos lloran y la memoria que nos recuerda.

La memoria nos cuenta que los desiertos de hoy fueron los bosques de ayer, y que el mundo seco supo ser mundo mojado, en aquellos remotos tiempos en que el agua y la tierra eran de nadie y eran de todos.

¿Quién se quedó con el agua? El mono que tenía el garrote. El mono desarmado murió de un garrotazo. Si no recuerdo mal, así comenzaba la película 2001, Odisea del espacio. Algún tiempo después, en el año 2009, una nave espacial descubrió que hay agua en la luna. La noticia apresuró los planes de conquista. Pobre luna.

El agua es y quiere seguir siendo un derecho de todos...
Galeano

domingo, 25 de marzo de 2012

Reverencia a la vida...


Hay muchas personas que se dan cuenta de que están vivas solo cuando mueren. Cuando estaban vivas estaban tan ocupadas en tantas cosas que se olvidaron de la vida por completo. Se acordaron de ella solo cuando supieron que únicamente les quedaban unas cuantas respiraciones –el corazón se está hundiendo, solo quedan unos cuantos latidos más-, es en ese momento cuando comprenden: “Qué estúpido he sido. Toda la vida sencillamente ha pasado por mi lado. No he bebido de su vino, no he comido sus frutos, ni siquiera estoy familiarizado con su fragancia.

¿Cómo ha sido? Y ahora es demasiado tarde”.

¿Alguna vez le has dedicado un solo pensamiento? -que la misma idea de Dios como persona es una estupidez. En ninguna parte existe ningún Dios como persona, y todos esos templos, todas esas mezquitas, sinagogas e iglesias están vacías. Fabricadas por hábiles sacerdotes; no tienen nada que ver con la religión.

Jalil Gibran está en lo cierto cuando dice que tu vida cotidiana es tu templo. Aceptar este simple hecho –que tu vida diaria es tu templo y tu religión-, solamente comprender este simple hecho, va a ser una gran transformación. Entonces no puedes hacer muchas de las cosas que siempre has estado haciendo, porque –la tierra sagrada- está en todas partes y estás tratando con Dios en cada momento.

Él no va a mirar en los libros sagrados. Los libros son libros; ningún libro es sagrado ni tampoco profano. Léelos si disfrutas con la poesía; léelos si te gusta la prosa; léelos si te agradan sus mitologías –pero recuerda, ningún libro puede darte el sabor de la religión.

Sí, es posible que una flor pueda dártelo; un pájaro en vuelo; un árbol que se eleva en las alturas danzando al sol. Toda la existencia se convierte en tu libro sagrado: léelo, escúchalo, y poco a poco e darás cuenta de que estás rodeado por una energía de la que eras totalmente inconsciente.

Es casi como el pez que no sabe nada sobre el océano, porque nace en él. Era parte del océano, exactamente como una ola; no sabe nada del océano. El pez solo llega a conocer el océano cuando el pescador lo saca de él y lo tira en la arena caliente de la playa. Entonces sabe que ha perdido su auténtica casa a la que nunca había prestado atención. Ahora está sediento, intentando por todos los medios posibles volver atrás y saltar al océano. Fuera de él ha tomado consciencia de lo que ha perdido.

La gente solo presta atención a lo que pierde en el momento de la muerte, porque la muerte llega como el pescador, sacándole del océano de la vida. Según eres sacado de la vida, de pronto comprendes: “¡Dios mío! He estado vivo y nunca me había dado cuenta de ello. Podría haber bailado, podría haber amado, podría haber cantado, pero ahora es demasiado tarde”. La gente solamente lo aprecia en el momento en que están muriendo, que han estado continuamente rodeados por la energía eterna de la vida, pero que nunca han participado en ella. Tu vida cotidiana es tu templo y tu religión. Actúa con atención, actúa conscientemente, y muchas cosas empezarán a cambiar naturalmente.

Reverencia hacia la vida no significa únicamente reverencia hacia la vida de los demás.También incluye, además, reverencia hacia tu propia vida.

La vida debería alcanzar profundidad, y la reverencia hacia la vida debería ser la única religión en el mundo.
Osho
 


Diálogo de locos ?


Conversar con un advaita parece un diálogo de locos.

- Quiero saber qué estoy haciendo en este mundo – pregunta el visitante.-
El mundo no existe ni usted tampoco – es la respuesta.
Por supuesto, para la gente “normal”, eso es un disparate. Para el advaita, por el contrario, el disparate es la gente normal.
Obsérvese lo que dice Robert Adams:
Puedo aseguraros que no existe tal cosa como Dios. No hay tal cosa como la creación, y no hay tal cosa como el universo. Así que no hay tal cosa como el mundo, y no hay tal cosa como tú. No hay tal cosa como “yo”. ¿Qué queda? ¡Silencio!
¿Cómo se puede entender esto? Aquí está la clave. Esto no es algo para “entender”. No es un asunto para ser pensado y razonado. De ninguna manera es pasto para el intelecto.
Esto es misterio puro.
De manera que alguien se acerca al maestro advaita con el propósito de entender algo y el maestro le responde que no es un asunto de comprensión, sino que lo invita a tirarse al abismo del misterio. Ja.
Dice Wei Wu Wei: “La comprensión esencial es que en realidad nada es. Esto es tan obvio que no se percibe”. Por supuesto. Si nada es, no hay nada (ni nadie) que pueda percibirlo. En consecuencia, eso de la “comprensión esencial” es absurdo. ¿Quién comprende qué cosa?
Perfecto, ¿qué es lo que tenemos entre manos? Misterio puro.
Sin embargo, Juan Aprendiz insiste con sus preguntas. Esto se debe, sencillamente, a que sigue cultivando su vieja costumbre de vivir en un mundo de preguntas y respuestas por separado.
“Ahora bien, ya que tanto te gusta moverte en ese mundo dual – le señala el maestro -, dime qué es el silencio, ¿pregunta o respuesta?
Es un koan, claro. El pobre Juan Aprendiz trata de averiguar si el silencio es pregunta o es respuesta, sin saber que ha caído en la trampa del misterio.
Extraído del libro "El Amor es Todo lo que Hay"

sábado, 24 de marzo de 2012

Diálogo con José Luis Sampedro

-¿Cuál es el secreto de su eterna juventud?
-No es el resultado de una fórmula aplicada, es algo que se hace instintivamente y creo que a ello contribuyen algunas cosas. Primero y muy importante es reírse de todo, especialmente de uno mismo. Creerse importante es lo más nefasto que hay, si uno se sitúa en un plano realista, de sencillez y humildad -creo que no se puede ser de otra manera-, uno llega a ser bastante indestructible. La juventud en mi caso no es el resultado de ningún secreto, me resulta más agradable tener este espíritu. Vivo mejor así.

-¿Qué le han aportado esos ochenta y un años que lleva sobre sus espaldas?
-La vejez -porque eso de la Tercera Edad me parece una estupidez-, con un mínimo de salud, cierta independencia económica y algo de riqueza cultural, me parece una edad estupenda. La salud no la tengo muy buena ya que padezco una afección cardíaca permanente, pero me voy defendiendo. A nivel económico, afortunadamente no tengo que pedir a mis hijos para vivir y con la cultura me paso ratos estupendos. Además tengo una suerte que tienen muy pocos -y perdóneme que lo diga- y es que escribo, y gracias a ello llego a mucha gente que me toma cariño, me escribe y se preocupan por mí. Escucho música, disfruto leyendo, voy al cine, al teatro... Me gusta la vida.

La sonrisa radiante que se escapa de su rostro sin duda rubrica la afirmación que acaba de hacer.

-No puede negar señor Sampedro que sabe sacarle jugo a la vida...
-Sí, por supuesto, como un enano. Pero no lo diga usted así porque podría escandalizar y resultar obsceno. Mire, nos educan para el miedo, para que tengamos miedo de pasarlo bien. Nos educan para que creamos que esto es un valle de lágrimas y que luego lo podremos pasar bien, pero sólo si somos buenos y dóciles. Pero mire usted, yo eso no me lo creo -no quisiera ofenderla si es creyente, yo no lo soy-, nadie me amarga a mí el placer de vivir. Esos señores de negro no me van a fastidiar.

-¿Y a qué viene lo de obsceno?
-Pues porque parece escandaloso que un señor de mi edad diga que se lo pasa bien. Hay gente a la que -perdóneme la expresión- le jodería muchísimo.
-He sido un sentimental y un enamorado, pero no un conquistador. Un conquistador es un señor machista que cree que se apodera de la mujer y encima lo dice con jactancia. Yo he sentido siempre un gran respeto por ella a veces quizá excesivo.

-Me pregunto, señor Sampedro, ¿en qué cree usted?
-Creo en el ser humano. Una civilización humana es la que sigue la regla del griego que dice que "un hombre es la medida de todas las cosas". Subjetivamente hablando, creo que no puede ser de otra manera. Pienso que una sociedad no será humana, ni humanista, mientras no sea laica, mientras se siga impartiendo la enseñanza religiosa obligatoria. Esta sociedad está empapada de la mentalidad de que la mujer es un ser de segunda -la mujer es la pecadora, la carne es del pecado, etc.-, mentalidad que viene heredada especialmente de la Iglesia que aún no ve a la mujer digna por ejemplo, para el sacerdocio. Mientras la mujer no sea tan persona como el hombre, no seremos una sociedad humana, seremos una sociedad machista, católica, religiosa o lo que quieran... pero no humana.

- Su mente vuela como una mariposa en primavera. Experimenta el maravilloso placer de poder dar vida a cualquier tema sólo con su mente. ¿Cuáles son sus fuentes de inspiración?
-Infinitas. Físicamente tengo las facultades reducidas, pero mentalmente no. Podré decir disparates, fallar o no, razonar algunas cosas, pero imaginar imagino lo que me da la gana. Todo puede llegar a ser una buena historia, sólo hace falta captarlo. De esta misma conversación podría salir una gran novela, ¿no cree?...
José Luis Sampedro, escritor, economista, rebelde y sobre todo eternamente joven.

viernes, 23 de marzo de 2012

Nisargadatta



"Yo soy como un mayorista del trigo. Sé muy poco sobre panes y pasteles. Puedo no conocer siquiera el sabor de unas gachas de trigo. Pero sobre el grano de trigo lo sé todo y lo sé bien. 
Yo conozco la fuente de toda experiencia. Pero las innumerables formas particulares que puede tomar la experiencia no las conozco, ni tengo necesidad de conocerlas. 
Momento a momento, lo poco que necesito saber para vivir mi vida, de algún modo acontece que lo sé."
 ~Sri Nisargadatta Maharaj

Sencillos deseos

Hoy quisiera tus dedos escribiéndome historias en el pelo
 y quisiera besos en la espalda 
acurrucos 
que me dijeras las mas grandes verdades
 o las mas grandes mentiras
 que me dijeras por ejemplo
 que soy la mujer mas linda del mundo
 que me quieres mucho
 cosas así tan sencillas tan repetidas,
 que me delinearas el rostro
 y me quedaras viendo a los ojos
 como si tu vida entera dependiera de que los míos
 sonrieran alborotando todas las gaviotas en la espuma.
 Cosas quiero como que andes mi cuerpo
 camino arbolado y oloroso,
 que seas la primera lluvia del invierno
 dejándote caer despacio y luego en aguacero.
 Cosas quiero como una gran ola de ternura
 deshaciéndome un ruido de caracol
 un cardumen de peces en la boca
 algo de eso frágil y desnudo
 como una flor a punto de entregarse
 a la primera luz de la mañana
 o simplemente una semilla, un árbol
 un poco de hierba
 una caricia que me haga olvidar el paso del tiempo
 y los peligros de la muerte. 
Gioconda Belli

jueves, 22 de marzo de 2012

No hay palabras...

El maestro y el jardinero

Esta historia es preciosa, una de las más hermosas anécdotas zen, y Bankei es un Maestro genial. Pero Bankei era un hombre ordinario.

En una ocasión Bankei estaba trabajando en su jardín. Llegó un buscador, un hombre que buscaba un Maestro, y preguntó a Bankei: —Jardinero, ¿dónde está el maestro?
Bankei se rió y dijo: —Espera. Atraviesa esa puerta y dentro encontrarás al Maestro.
El hombre dio la vuelta y entró. Vio a Bankei sentado en un trono, era el mismo hombre que había visto fuera, el jardinero. El buscador preguntó: —¿Estás tomándome el pelo? Baja de ese trono. Lo que haces es sacrílego, ¿es que no tienes respeto por tu Maestro?
Bankei bajó, se sentó en el suelo y dijo: —Bueno, ahora lo tienes difícil. No vas a encontrar a ningún maestro por aquí... porque yo soy el Maestro.
Al hombre le resultaba difícil ver que un gran Maestro pudiera trabajar en el jardín, que pudiera ser ordinario. Se fue. No pudo creer que aquel hombre fuera el Maestro; perdió su oportunidad.

Todo el mundo teme no ser nadie. Sólo unas cuantas personas curiosas y extraordinarias no tienen miedo de no ser nadie, como Gautama Buda o Bankei. Un nadie no es fenómeno ordinario; es una de las mayores experiencias de la vida: eres y al mismo tiempo no eres. Eres pura existencia sin nombre, sin dirección, sin límites... ni pecador ni santo, ni inferior ni superior, sólo silencio.

La gente tiene miedo porque su personalidad desaparece ante una persona así; su nombre, su fama, su respetabilidad, todo desaparece; de ahí viene el miedo. Pero la muerte se va a llevar todas esas cosas de cualquier modo. Los sabios permiten que todo eso caiga por sí mismo. Entonces a la muerte no le queda nada que llevarse. El miedo desaparece porque la muerte no puede venir a ti; no tienes nada para ella. La muerte no puede matar a quien no es nadie.

Cuando sientes que no eres nadie, te vuelves inmortal. El nirvana es esa experiencia de la nada, el silencio absoluto sin alteraciones, sin ego, sin personalidad, sin hipocresía; sólo silencio... y los insectos cantando por la noche.

De algún modo estás aquí, y, sin embargo, no eres.

Estás aquí por tu vieja asociación con el cuerpo, pero si miras dentro no eres. Y esa comprensión, donde hay puro silencio y puro ser, es tu realidad, que la muerte no puede destruir. Ésta es tu eternidad, es tu inmortalidad.

No hay nada que temer. No hay nada que perder. Si piensas que vas a perder algo —tu nombre, tu respetabilidad, tu fama— has de saber que no valen nada. Son juguetes infantiles, no son aptos para personas maduras. Y ya es hora de que madures, de que simplemente seas.

Tú 'ser alguien' es muy pequeño. Cuanto más eres alguien, más pequeño eres; cuanto dejas de ser alguien, más grande eres. Sé absolutamente nadie y serás uno con la existencia misma
Osho.

Flores de almendro

Un monje estaba sentado bajo un almendro en profunda meditación cuando, de pronto, vio caer sobre su cabeza una lluvia de flores, a la vez que una voz suave que parecía venir desde arriba exclamaba:

Gracias por tu discurso sobre el silencio.
Pero si yo no he dicho nada -repuso el monje, sin salir de su asombro.

Precisamente por eso -contestó la voz.

Carpe diem (aprovecha el día)


Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.
La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...
Walt Whitman

miércoles, 21 de marzo de 2012

R.E.M.

Primavera


Quietamente sentada, sin hacer nada,
llega la primavera y crece la hierba sola.

Primavera
“Tú estás aquí para permitir
Que el divino propósito
Del universo se despliegue.
¡Esa es tu importancia!”
(Eckhart Tolle)

martes, 20 de marzo de 2012

El poder del momento presente


La relación más importante de tu vida, la primordial, es tu relación con el Ahora o, más bien, con la forma que adopte el Ahora, es decir, lo que es o lo que ocurre.  Si tu relación con el Ahora no funciona, esa disfunción se reflejará en toda relación y toda situación que encuentres.  Es en ese momento cuando puedes decidir qué tipo de relación quieres tener con el momento presente.
"¿Quiero que el momento presente sea mi amigo o mi enemigo?"
El momento presente es inseparable de la vida, de modo que en realidad estás decidiendo qué tipo de relación quieres tener con la vida.  Una vez que has decidido que quieres que el momento presente sea tu amigo, te toca a ti hacer el primer movimiento: mostrarte amistoso con él, darle la bienvenida sea cual sea el aspecto con el que venga, y pronto notarás los resultados.  La vida será amistosa contigo, la gente te ayudará, las circunstancias serán cooperativas.  Una sola decisión cambia toda la realidad.  Pero esa decisión tienes que tomarla una y otra y otra vez, hasta que te resulte natural vivir de esa manera.
La eliminación del tiempo en tu conciencia es la eliminación del ego.  Es la única práctica verdaderamente espiritual... Estamos hablando del tiempo psicológico, que es la interminable preocupación de la mente por el pasado y el futuro, y su negativa a hacerse uno con la vida viviendo en sintonía con la inevitable realidad del momento presente.
La conciencia es el poder que está oculto en el momento presente.  El propósito fundamental de la existencia humana, es decir, tu propósito, es traer ese poder a este mundo.
Eckhart Tolle

La Serenissima

sábado, 17 de marzo de 2012

Todo está de paso en tu vida...


No hay ataúdes de dos plazas.  Hazte a la idea.  Un día te mueres, y te mueres tú.  En solitario.  Aunque te mueras con mas gente a la vez.  Nadie se puede morir por ti. es un proceso individual e irreversible.
Mientras eso no ocurre, y como resultado, todo está de paso en tu vida.  Todo y todos.  Tus amigos, tus familiares, tus conocidos, tus parejas, tus cosas, tu casa, tus ideas, tus maletas, tus platos favoritos, tu pelo, e incluso tu propia persona, todos se van a ir o van a desaparecer en algún momento.
Si, estoy de acuerdo.  Este punto es jodido.
Pero si consigues asimilarlo, tiene efectos secundarios muy positivos.  El primero, que no vives el fin de las relaciones como un fracaso.  Te da un poco igual, porque ya lo aceptaste como parte del trato desde un principio, con lo que el golpe suele ser menos duro -no mucho, pero algo ayuda, palabra.  Crecer es aprender a despedirse, y todo eso...
Pero el segundo, aún más positivo si cabe, cuando asimilas que todo está de paso en tu vida, vives cada día de ese paso como algo inesperado.  Te sorprendes, te encoges de hombros y lo disfrutas, porque sabes que es probable que sea el último día de esa experiencia, persona o relación en tu vida.  Pero no, al día siguiente, te vuelves a sorprender porque  aquello sobrevive 24 horas más.  Esa persona te sigue considerando parte de su vida, y tú sigues no planteándote la vida sin ella.  Y lo saboreas como el chocolate extra aquel que te salía al fondo del helado. Cosa que vuelve a repercutir positivamente en darle vidilla al asunto.
De este modo, paradójicamente, creer firmemente en que nada dura te ayuda a hacer que las cosas acaben durando.
Que cosas no?

Imagine

La llama de una vela


La búsqueda de la libertad
es la única fuerza que yo conozco.
libertad de volar en ese infinito.
libertad de disolverse, de elevarse,
de ser como la llama de una vela,
que aun al enfrentarse a la luz de un billón de estrellas
permanece intacta,
porque nunca pretendió ser más de lo que es:
la llama de una vela.
Don Juan Matus

viernes, 16 de marzo de 2012

APRENDAMOS A APRENDER: Nuevo sistema educativo japones

Se está probando en Japón, un revolucionario plan piloto llamado "Cambio Valiente" Futoji no henko), basado en los programas educativos Erasmus, Grundtvig, Monnet, Ashoka y Comenius. Es un cambio conceptual que rompe todos los paradigmas.
Es tan revolucionario que forma a los niños como "Ciudadanos del mundo", no como japoneses.

En esas escuelas, no se rinde culto a la bandera, no se canta el himno, no se vanagloria a héroes inventados por la historia.
Los alumnos ya no creen que su país es superior a otros por el solo hecho de haber nacido allí.
Ya no irán a la guerra para defender los intereses económicos de los grupos de poder, disfrazados de "patriotismo".
Entenderán y aceptarán diferentes culturas y sus horizontes serán globales, no nacionales.
Imagínese que ese cambio se está dando en uno de los países más tradicionalistas y machistas del mundo!

El programa de 12 años, está basado en los conceptos:
· Cero patriotismo.
· Cero materias de relleno.
· Cero tareas.

· Y Solo tiene 5 materias, que son:
1. Aritmética de Negocios.. Las operaciones básicas y uso de calculadoras de negocio.
2. Lectura. Empiezan leyendo una hoja diaria del libro que cada niño escoja, y terminan leyendo un libro por semana.
3. Civismo. Pero entendiendo el civismo como el respeto total a las leyes, el valor civil, la ética, el respeto a las normas de convivencia, la tolerancia, el altruismo, y el respeto a la ecología.
4. Computación. Office, internet, redes sociales y negocios on-line.
5. 4 Idiomas, Alfabetos, Culturas y Religiones: japonesa, americana, china y árabe, con visitas de intercambio a familias de cada país durante el verano.

¿Cuál será la resultante de este programa?
Jóvenes que a los 18 años hablan 4 idiomas, conocen 4 culturas, 4 alfabetos y 4 religiones.

· Son expertos en uso de sus computadoras.
· Leen 52 libros cada año.
· Respetan la ley, la ecología y la convivencia
· Manejan la aritmética de negocios al dedillo.

¿Contra ellos van a competir nuestros hijos?
Con "maestros" que siempre están haciendo huelgas, paros y marchas.
 Chicos que saben más de los chismes de la T.V., que se saben los nombres de los artistas famosos, pero nada de Historia.
· Chicos que hablan español solo más o menos, que tienen pésima ortografía, que no saben hacer sumas de quebrados, que son expertos en "copiar" durante los exámenes.
 Chicos que pasan más tiempo viendo las estupideces de las televisoras, o partidos de ‘Futbol’, o metidos en juegos de internet, que estudiando o leyendo, casi sin comprender lo que leen.

Amada Gaia





Si no aceptas que la tierra tiene espíritu,
este desapego se vuelve indiferencia.
En nombre de la indiferencia, se está expoliando la tierra.
La compasión por la tierra es sólo posible cuando unes tu espíritu al suyo. 

(D. Chopra).

jueves, 15 de marzo de 2012

Amor... amar


El hombre madura en el momento que empieza a amar en vez de necesitar; empieza a desbordarse, a compartir; empieza a dar. El énfasis es totalmente diferente. Con el amor, el énfasis está en cómo dar, como dar más y cómo dar incondicionalmente.
Esto es crecimiento, la madurez llegando a tí. ¿Cómo puede la necesidad ser amor?. El amor es un lujo. Es abundancia.
Es tener tanta vida que no sabes qué hacer con ella, así que la compartes.
Es tener tantas canciones en tu corazón que tienes que cantarlas, las escuche alguien o no, no es lo importante.
Si nadie escucha, tambien tendrás que cantarlas, tendrás que bailar tu danza.
El otro puede tenerlo, el otro puede perdérselo, pero en lo que a tí te concierne, está fluyendo, está desbordándose.
Los rios no fluyen para tí; están fluyendo tanto si estás como si no.

Y cuando dos personas maduras están enamoradas, ocurre uno de los fenómenos más bellos;  están tan unidos que casi son uno.
Pero su unión no destruye su individualidad, de hecho, la realza, se vuelven más individuos.
Dos personas maduras enamoradas se ayudan mutuamente a ser más libres.
No implica política, ni diplomacia, ni esfuerzo alguno por dominar. ¿Cómo puedes dominar a la persona que amas?.
Cuando has llegado a casa, cuando te has enterado de quien eres, el amor surge en todo tu ser.


miércoles, 14 de marzo de 2012

¿Qué pasaría?


¿Qué pasaría si un día despertamos dándonos cuenta de que somos mayoría?
¿Qué pasaría si de pronto una injusticia, sólo una, es repudiada por todos, todos los que somos, todos,
no unos, no algunos, sino todos?
¿Qué pasaría si en vez de seguir divididos nos multiplicamos, nos sumamos y  restamos al enemigo que
interrumpe nuestro paso?
¿Qué pasaría si nos organizáramos y al mismo tiempo enfrentáramos sin armas, en silencio, en multitudes, en millones de miradas la cara de los opresores, sin vivas, sin aplausos, sin sonrisas, sin palmadas en los hombros, sin cánticos partidistas, sin cánticos?
¿Qué pasaría si yo pidiese por ti que estás tan lejos, y tú por mí que estoy tan lejos, y ambos por los otros que están muy lejos y los otros por nosotros aunque estemos lejos?
¿Qué pasaría si el grito de un continente fuese el grito de todos los continentes?
¿Qué pasaría si pusiésemos el cuerpo en vez de lamentarnos?
¿Qué pasaría si rompemos las fronteras y avanzamos y avanzamos y avanzamos y avanzamos?
¿Qué pasaría si quemamos todas las banderas para tener sólo una, la nuestra, la de todos, o mejor ninguna porque no la necesitamos?
¿Qué pasaría si de pronto dejamos de ser patriotas para ser humanos?
No sé... me pregunto yo: ¿Qué pasaría...?



Mario Benedetti

Y Dios me hizo mujer

Y Dios me hizo mujer
de pelo largo,
ojos,
nariz y boca de mujer.
Con curvas
y pliegues
y suaves hondonadas
y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.
Tejió delicadamente mis nervios
y balanceó con cuidado
el número de mis hormonas.
Compuso mi sangre
y me inyectó con ella
para que irrigara
todo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños,
el instinto.
Todo lo que creó suavemente
a martillazos de soplidos
y taladrazos de amor,
las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días
por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.
Gioconda Belli

Que quieres ser ?


Abandonar un sueño es como morirse por capítulos... A todos los que están pensando en hacerlo, por lo que sea, porque piensan que ya no tienen edad, ni dinero, ni contactos, ni garantías....
A todos, con el corazón en la mano les haría una pregunta:
¿Tú de pequeño habrías querido ser tú?

Ahi andamos todos, entre miles de expectativas y cientos de no pudo ser.  Dicho de otro modo, somos algo muy parecido a un manojo de promesas que han ido caducando en forma de fracaso o, con suerte, transformándose en bonitos recuerdos.  

Si algún día has soñado con ser actriz, defensa del Barça, guitarrista, cantante, etc.  pero te ves siendo estilista, o contable, o cocinero en un motel.... no me vengas con que tus sueños han evolucionado, que has crecido, que en eso consiste madurar, en adaptarse a la vida y en que la vida se adapte a ti, que ser feliz es aprender a conformarse, y todas esas bobadas de la antiayuda.  Te cambio el secador por una cámara, la calculadora por el balón, y la sartén por una Gibson Les Paul, y mirándome a los ojos dime con qué te quedas.

Una vez tuve un profesor que nos puso un único examen final.  En una hoja, nos dijo, escriban lo que harían a partir de mañana si hoy les tocaran mil millones.  Ahora volteen la hoja, y detrás escriban por qué no lo empiezan a hacer ya, aunque no les hayan tocado.
Solo hubo una forma correcta de contestar esa pregunta.
Dejándola en blanco.

martes, 13 de marzo de 2012

ANONYMOUS: CARTA A LA HUMANIDAD

Estamos frente a una oportunidad única en la historia, el surgimiento de internet y las tecnologías de las computadoras han contribuido a gestar un inédito nivel de prosperidad para el Primer Mundo. Hemos creado para nosotros un imperio como ningún otro, una red global de constante intercambio y comunicación, una nueva era de avances tecnológicos. Hemos andado un largo camino desde nuestras raíces en la Revolución Industrial y los días del Destino Manifestado. Ahora somos pioneros en las nuevas fronteras digitales expandiendo nuestro dominio al mundo cuántico y hasta el espacio exterior.
Sin embargo, el imperio enfrenta una crisis, una recesión global, creciente pobreza, violencia rampante, corrupción en la política, y amenazas a la seguridad personal. Y como en tiempos anteriores de crisis, las viejas historias han comenzado a repetirse de nuevo. Las medias verdades, esta vez se han repetido en los noticieros nocturnos haciendo eco a través de una serie de conductos en internet: el imperio es fuerte, el cambio es poco sabio, el negocio de siempre es la respuesta. En tiempos de desconcierto hay quienes buscan añadir confusión, propagando el miedo y las inseguridades. Aquellos que buscarían mantener la división entre nosotros para su propio beneficio. La invasiva estrategia toma muchas y convincentes formas: Liberales y Conservadores, Cristianos y Musulmanes, Blancos y Negros, Pecadores y Salvados.

Pero algo inesperado esta sucediendo. Hemos comenzado por compartirnos nuestras respectivas historias. Compartir nuestras vidas, nuestras esperanzas, nuestros sueños y nuestros demonios. Cada segundo, diariamente, a todas horas durante la noche, los intrépidos detalles de la vida en este planeta viajan a través del mundo. Y mientras vemos la vida de los demás interpretarse en nuestras propias salas de estar estamos comenzando a entender las consecuencias de nuestras acciones y los errores del pasado.Estamos cuestionando viejas verdades que afirman que estamos diseñados para consumir y no para crear, y que el mundo está ahí para que lo tomemos, que las guerras son inevitables, y que la pobreza es ineludible. Mientras más aprendemos de nuestra comunidad global una verdad fundamental se ha revelado: no somos tan diferentes como pareciera que somos. Cada ser humano tiene fortalezas, debilidades, y emociones profundas. Labramos amor, amamos la risa, tememos la soledad y soñamos con una vida mejor.
Tú debes crear una vida mejor.
No puedes sentarte en tu sofá viendo televisión o jugando videojuegos, esperando a que una revolución suceda…
Tu eres la revolución.

Cada vez que decides no ejercer tus derechos, cada vez que te niegas a escuchar un punto de vista distinto, cada vez que ignoras el mundo a tu alrededor, cada vez que gastas un dólar en negocios que no retribuyen un pago justo estas contribuyendo a la opresión del cuerpo y la mente humana. Tú tienes una alternativa, la opción de tomar el camino fácil, el camino familiar, de caminar voluntariamente hacia tu propia sumisión. O la opción de levantarte, de caminar afuera y hablar con tu vecino, de involucrarte en nuevos foros para forjar un cambio significativo, peremne, para la raza humana.
Este es nuestro reto:
Una revolución pacífica, una revolución de ideas, una revolución de creación. La iluminación del siglo XXI. Un movimiento global para crear una nueva era de tolerancia y entendimiento, de empatía y respeto. Una era de desarrollo tecnológico sin restricción. Una era de cooperación y de compartir ideas. Una era de expresión personal y artística. Podemos elegir utilizar una nueva tecnología para gestar un cambio radical, positivo, o para que sea utilizada en nuestra contra. Podemos elegir mantener internet libre, mantener los canales de comunicación abiertos y cavar nuevos túneles hacia los lugares en donde la información aún está guardada. O podemos dejar que todo se cierre a nuestro alrededor. Mientras nos trasladamos hacia nuevos mundos digitales, debemos aceptar la necesidad de información honesta y expresión libre. Debemos luchar para mantener internet libre como un espacio para el intercambio de ideas en donde todos estamos ubicados igualitariamente. Debemos defender nuestras libertades ante aquellos que buscan controlarnos. Debemos luchar por aquellos que aún no tienen una voz. Continúa contando tu historia.
Todo debe ser escuchado.

lunes, 12 de marzo de 2012

Encontrarte


"Es imposible que nos perdamos el uno del otro. 
Recorreré los astros durante milenios, adoptaré todas las formas, 
todos los lenguajes de la vida, 
para volver a encontrarte una sola vez".

La negatividad


La negatividad no es inteligente.  Es siempre cosa del ego.
Siempre que tu estado es negativo, hay algo en ti que desea la negatividad, que la percibe como agradable, o que cree que así conseguirás lo que quieres.  De no ser así, ¿quién querría engancharse a la negatividad, sufrir y hacer sufrir a otros, y generar enfermedades en el cuerpo?  Así pues, cuando hay negatividad en ti, si puedes ser consciente en ese momento de que hay algo en ti que obtiene placer de ello o que cree que sirve para un propósito útil, estás haciéndote directamente consciente del ego.  En el momento en que ocurre eso, tu identidad ha pasado del ego a la conciencia.  Esto significa que el ego se encoge y la conciencia crece.

Si en medio de la negatividad eres capaz de darte cuenta de que -en este momento estoy creándome sufrimientos-, eso bastará para elevarte por encima de las limitaciones de los estados y reacciones egóticos condicionados.  Ello abrirá infinitas posibilidades que llegan a ti cuando hay conciencia, otras maneras muchisimo más inteligentes de afrontar cualquier situación.  Quedarás libre para deshacerte de tu infelicidad en el momento en que reconozcas que no es inteligente.

Verdad



Tus creencias no te hacen una mejor persona,
tu comportamiento si...

sábado, 10 de marzo de 2012

Me gustaria

Me gustaría morirme sorprendiéndome y maravillándome. No me gustaría perder nunca esa capacidad.
Creo que hoy voy a dormir bajo las estrellas.
Ya hay una que está mirándome. A veces me vacilan y juegan conmigo. El planeta donde vivo no es más grande que el del principito y no se por qué motivo es redondo....y cuando me tumbo siento cosquillas en los pies que no se de donde vienen.
No he perdido el norte...o sí.

Insomnio

Qué buen insomnio si me desvelo sobre tu cuerpo.

Liberarnos del miedo

Liberarnos del miedo ¿Puede la mente vaciarse a sí misma y por completo del miedo? El miedo de cualquier clase engendra ilusión, embota la mente, la torna superficial. Donde hay miedo, es obvio que no hay libertad, y sin libertad no hay amor.
Casi todos tenemos alguna forma de miedo, miedo a la oscuridad, a la opinión pública, miedo a las serpientes, al dolor físico, miedo a la vejez, miedo a la muerte. Tenemos literalmente docenas de miedos. Y Es posible estar por completo libres de miedo?
Podemos ver lo que el miedo nos hace a cada uno de nosotros. Nos hace mentir, nos corrompe de distintas maneras; torna a la mente vacua, trivial. En tanto uno tenga miedo, habrá en la mente rincones oscuros que jamás podrán ser investigados y expuestos. La autoprotección física, el impulso instintivo de mantenernos lejos de la serpiente venenosa, de retroceder ante el precipicio, de evitar caer bajo el tranvía, etc., es cuerdo, normal, sano. Pero yo me estoy preguntando acerca de la autoprotección psicológica que a uno le hace tener miedo de la enfermedad, de la muerte, de un enemigo.
Cuando buscamos, en cualquier forma que sea, nuestra propia realización personal, ya sea mediante la pintura, la música, la relación, o lo que prefiera, hay siempre temor. Lo importante, pues, es darse cuenta de todo este proceso de uno mismo, observar, aprender al respecto, y no preguntar cómo podemos librarnos del miedo. Cuando uno desea tan sólo librarse del miedo, encontrará medios y arbitrios para escapar de él, y así jamás podremos vernos libres del miedo.
J. Krishnamurti 

No te salves


No te quedes inmóvil al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca.
.
No te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer lo párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo.
.
Pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el jubilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.
Mario Benedetti

viernes, 9 de marzo de 2012

Proyección

“Quien siembra proyecciones cosecha enfermedades”. Todo lo que no acepto de mí mismo, lo proyecto fuera. “Todo lo que criticamos del exterior es aquello que no nos gusta de nosotros mismos. El mundo es como un espejo que nos refleja”.

¿Este mecanismo de proyección funciona con los objetos. También nos podemos proyectar en objetos. Si mi abuelo se emborrachaba bebiendo vodka en un tipo de vaso de estos, lo veo y entro en un ataque de pánico, me da urticaria. Para ti este vaso será otra cosa. Proyectamos en los objetos nuestra historia.
Por eso en la psicomagia se usan objetos. Porque son metáforas sobre los que proyectamos los conflictos.
Yo iba a mi casa cargado de objetos, para ver si era posible a través de la metáfora tocar códigos profundamente inmersos en mi cerebro que no puedo tocar a través de la palabra.

Un cuento que explica los mecanismos de la proyección

Se trataba de un yogui errante que había obtenido un gran progreso interior. Se sentó a la orilla de un camino y, de manera natural, entró en éxtasis. Estaba en tan elevado estado de consciencia que se encontraba ausente de todo lo circundante.
Poco después pasó por el lugar un ladrón y, al verlo, se dijo: “Este hombre, no me cabe duda, debe ser un ladrón que, tras haber pasado toda la noche robando, ahora se ha quedado dormido. Voy a irme a toda velocidad no vaya a ser que venga un policía a prenderle a él y también me coja a mí”. Y huyó corriendo.
No mucho después, fue un borracho el que pasó por el lugar. Iba dando tumbos y apenas podía tenerse en pie. Miró al hombre sentado al borde del camino y pensó: “Éste está realmente como una cuba. Ha bebido tanto que no puede ni moverse”. Y, tambaleándose, se alejó.
Por último, pasó un genuino buscador espiritual y, al contemplar al yogui, se sentó a su lado, se inclinó y besó sus pies. Así como cada uno proyecta lo que lleva dentro, así el sabio reconoce al sabio.
Alejandro Jodorowsky

jueves, 8 de marzo de 2012

Si él hubiera nacido mujer...


De los 16 hermanos de Benjamín Franklin, Jane es la que más se le parece en cuanto a talento y fuerza de voluntad.

Pero a la edad que Benjamín se marchó de casa para abrirse camino, Jane se casó con un talabartero pobre, que la aceptó sin dote, y 10 meses después dio a luz a su primer hijo. Desde entonces, durante un cuarto de siglo, Jane tuvo un hijo cada dos años. Algunos niños murieron, y cada muerte le abrió un tajo en el pecho. Los que vivieron exigieron comida, abrigo, instrucción y consuelo. Jane paso noches en vela acunando a los que lloraban, lavó montañas de ropa, bañó montoneras de niños, corrió del mercado a la cocina, fregó torres de platos, enseñó abecedarios y oficios, trabajó codo a codo con su marido en el taller, y atendió a los huéspedes cuyo alquiler ayudaba a llenar la olla. Jane fue esposa devota y viuda ejemplar, y cuando ya estuvieron crecidos sus hijos se hizo cargo de sus propios padres achacosos y de sus hijas solteronas y de sus nietos sin amparo.

Jane jamás conoció el placer de dejarse flotar en un lago, llevada a la deriva por un hilo de cometa, como suele hacer Benjamín a pesar de sus años. Jane nunca tuvo tiempo de pensar, ni se permitió dudar. Benjamín sigue siendo un amante fervoroso, pero Jane ignora que el sexo puede producir algo mas que hijos.

Benjamín, fundador de una nación de inventores, es un gran hombre de todos los tiempos. Jane es una mujer de su tiempo, igual a casi todas las mujeres de todos los tiempos, que ha cumplido su deber en esta tierra y ha expiado su parte de culpa en la maldición bíblica. Ella ha echo lo posible por no volverse loca y ha buscado, en vano, un poco de silencio.
Eduardo Galeano

Hoy 8 de marzo es el día de la mujer trabajadora...
Felicidades a todas nosotras, pero no sólo hoy: sino todos los días del año....no por ser trabajadora, ama de casa, de un emporio o de una chabola, no por estar o no estar en algún escalafon social, no por ser maltratada o divinizada, no, simplemente por el hecho de ser mujer, independientemente de como le vaya la vida, por ser mujer....simplemente, nada más y nada menos.

No deseo que la mujer tenga poder sobre los hombres
Sino sobre ellas mismas...
Mary Wollstonecraft

Aún


"Aún después de todo este tiempo
El Sol nunca le ha dicho a la Tierra:  Estás en deuda conmigo.
¡Mira lo que ocurre con un amor como ese!
Ilumina todo el cielo"


Hafiz, poeta sufí

miércoles, 7 de marzo de 2012

¿Quién soy yo?


Puesto que el deseo de todo ser vivo 
es ser siempre feliz, 
libre de todo pesar, 
puesto que en toda persona 
se observa que existe un amor supremo 
por el propio ser, 
y como sólo la felicidad 
es la causa del amor, 
para ganar esa felicidad 
que es nuestra propia naturaleza 
y que se experimenta en el estado de sueño profundo 
donde no existe la mente, 
uno debe conocer su propio ser. 

Para ello, en el sendero del conocimiento, 
la indagación de la fórmula "¿Quién soy Yo?", 
es el medio principal.

Ramana Maharshi

martes, 6 de marzo de 2012

El retorno de la Diosa

Video documental en el que se analiza la situación actual de la sociedad a partir de las opiniones de grandes figuras en el mundo de la economía, la cultura y la educación (Joan Antoni Melé, Santiago Niño Becerra, José Luis Sampedro, Eduardo Galeano, Matthieu Ricard, Alejandro Jodorowsky etc.). El documental es un poco largo pero merece la pena verlo, es muy interesante de verdad, de lo mejor que he visto.. Lo recomiendo ampliamente.


 

Aquiétate


"La verdad final no puede aceptarse a menos que la mente se vacíe de "mi" y el corazón se llene de amor.
...
- David ¿quieres saber cómo vivir la vida? ¡Deja que sea! ¡Deja que suceda!
Sea lo que sea que cada cual esté "haciendo", ¡deja que suceda!
Aquiétate, "haz" lo que quieras y ¡no te preocupes del mundo!
Aquiétate. Aquiétate significa ¡no pensar! ¿Lo ves? ¡Es muy sencillo!
(Ramesh Balsekar a David Carse)"

Sonata inocente

Muchos lectores me preguntan sobre la relación de mis libros con la música. Yo mismo, más en serio que en broma, he dicho que Cien años de soledad es un vallenato de 400 páginas y que El amor en los tiempos del cólera en un bolero de 380. En algunas entrevistas de prensa he confesado que no puedo escribir con música porque le pongo más atención a lo que oigo que a lo que escribo. La verdad es que creo haber oído más música que libros he leído, y pienso que no me queda mucho por escuchar desde Juan Sebastián hasta Leandro Díaz.
 La mayor sorpresa me la llevé en Barcelona cuando dos jóvenes músicos me visitaron después de leer El otoño del patriarca, cuya estructura les parecía inspirada en la muy compleja del Concierto para piano número 3 de Béla Bartók. Llevaron gráficos demostrativos que a ellos les parecían terminantes. No los entendí, por supuesto, pero me sorprendió la coincidencia, de que en los casi cuatro años en que escribí el libro estaba muy interesado en aquellos conciertos, y sobre todo en el tercero, que sigue siendo mi favorito. Quiero decir con todo esto que no me sorprende ahora si un músico de méritos grandes cree encontrar elementos de composición musical en El coronel no tiene quien le escriba, que es el más simple de mis libros. Es cierto que lo escribí en un hotel de pobres de París, en condiciones espartanas, mientras esperaba una carta con un cheque que nunca llegó. Mi único consuelo era la música de un radio prestado. Pero ignoro por completo las leyes de la composición músical, y mal podría escribir un cuento con una estructura diatónica deliberada. Creo, eso sí, que un relato literario es un instrumento hipnótico, como lo es la música, y que cualquier tropiezo del ritmo puede malograr el hechizo.
De esto me cuido hasta el punto de que no mando un texto a la imprenta mientras no lo lea en voz alta para estar seguro de su fluidez. Las comas son esenciales, porque imponen un ritmo a la respiración del lector y manejan sus estados de ánimo. Es lo que llamamos las comas respiratorias que pueden permitirse inclusive trastornar la gramática a cambio de preservar el acto hipnótico de la lectura. Si esto es lo que quiere saber mi admirado Germán Borda le contesto que sí: no sólo El coronel sino hasta el menos significante de mis párrafos está sometido a ese rigor armónico.
Sólo que a los escritores intuitivos no nos conviene explorar demasiado estos misterios técnicos, pues en este oficio de ciegos no hay nada más peligroso que perder la inocencia.
Gabriel García Márquez



‎...Pasarán los años y este niño revelará al mundo los secretos de la comarca que fue atacada por la peste del olvido y perdió el nombre de las cosas. Él descubrirá los pergaminos que cuentan que los obreros han sido fusilados en la plaza y que aquí la Mama Grande es dueña de vidas y haciendas y de las aguas llovidas y por llover, y que entre lluvia y lluvia Remedios la Bella se va al cielo y en el aire se cruza con un ángel viejito y desplumado que viene cayendo rumbo al gallinero.

lunes, 5 de marzo de 2012

Mantra para remover obstáculos

Plantas que curan


Vida


"El defecto más grande de la Vida, es su incapacidad de conmoverse, su indiferencia perfecta: es su defecto único y total. Ni siquiera es cruel, o dañina, u ofensiva, no, ni mucho menos amable o risueña. Unas veces parece inclinarse de un lado y otras del otro, pero en realidad su rumbo es recto, ciego y sordo y nada de lo que nos sucede le afecta en su comportamiento. Es al revés, somos nosotros los que al ir embarcados en ella sufrimos alteraciones, emociones, daños y alegría, placer y dolor. La vida es el agua de un rio alrededor del cual amamos y sufrimos con nuestra condición mortal a cuestas. Unos lo navegan y otros se establecen en las orillas del rio porque el agua es, justamente, la fuente de la vida. El agua pasa y nosotros con ella, pero el agua carece de conciencia, de sentimientos grandes y pequeños, de intención y de final: ésa es su inhumana perfección, su perfecta indiferencia. Y nosotros somos criaturas del azar...

...A la vida le importa bien poco la inocencia, pero resulta atroz comprender que el azar, con la quietud muda y distante de la vida, es quien se ceba en la inocencia como depredador con una víctima, del mismo modo que vemos suceder a menudo esos documentos visuales de la vida animal que muestran a la leona adulta devorando a la cría del antílope. Apenas nacida, las criatura inocente comienza a percibir el miedo y la pérdida junto con el amor y la dulzura, pero los ingredientes se mezclan mal en el desamparo.   Y hay que aprender a elegir y sobre todo, aprender a defenderse muy pronto...

Ext. del libro La noche en casa

sábado, 3 de marzo de 2012

Umbral


Y los días se echaron a caminar.
Y ellos, los días, nos hicieron.
Y así fuimos nacidos nosotros,
los hijos de los días,
los averiguadores,
los buscadores de la vida. 

(El Génesis, según los mayas)

Solo déjate encontrar


La experiencia directa es tan simple que resulta fácil pasarla por alto. A lo largo de cualquier vida hay muchas oportunidades de afrontar el miedo. En muchas ocasiones lo reprimimos, lo dramatizamos o nos sentimos perseguidos por él. Cualquier actividad que alimente la creencia de que el miedo es una entidad real, de que te tragará, te destruirá, te volverá loco o te aniquilará, sólo es una historia en torno al miedo.

Si detienes toda huida mental de o hacia algo, si permaneces absolutamente aquietado, entonces la experiencia directa es. En la experiencia directa descubres el vacío de todo fenómeno. Este vacío es conciencia plena, impersonal, y es dicha. La actividad mental es "pensar", lo que Papaji llama "masticar los huesos de la tumba". Deja de masticar esos viejos huesos, de buscar en ellos alguna sustancia. Déjalos a un lado.

El miedo puede volver a surgir. Si lo hace, la oportunidad es aún mayor. Puede parecer que hay capas y capas de emoción negativa. Experimentar directamente estas capas revela ilusiones mentales que venimos arrastrando desde el principio de los tiempos. La ilusión descubierta como ilusión revela el verdadero ser.

En el instante de detenerse y experimentar el vacío de todos los fenómenos tal como es, descubres que el núcleo de todas las cosas es la verdad eterna de tu ser.

Ésta es la mejor de las noticias. Tú estás por todas partes, en todo, esperando ser encontrado, llamando para ser encontrado. Déjate encontrar.

Gangaji